EL ORIGEN

Actualizado: nov 2

¿Quién soy? ¿O somos? ¿Soy hombre, soy mujer o un mix? ¿Joven o adulto? ¿De qué nacionalidad(es)? ¿Cúanta gente compone el equipo? ¿Tienen showroom? ¿Dan clases? ¿Tienen una fábrica? ¿Tienen stock disponible? ¿Qué pasta ocupan? ¿Qué es el gres? ¿Cuál es la diferencia entre alta o baja temperatura? ¿Cuánto se demora un pedido?

Son algunas de las preguntas que iré respondiendo en este Blog.


En esta primera entrada voy a contarles quién soy y cuales fueron algunas de las cosas que me llevaron a tomar el camino de la Cerámica. Traté de escribir lo más resumido posible y con fotos para que sea más entretenido.

Este blog tiene la finalidad de que conozcan lo que hay detrás de FRESARD PETIT-LAURENT, el cómo llegamos a eso, como nace la marca pero de una manera más informal y humana. Al fin y al cabo, detrás de cada proyecto hay personas e historias y encontré que este espacio en formato "Blog" es una buena manera de que conozcan lo que hay atrás de este proyecto.


¿QUIÉN SOY?


Mi nombre es María Francisca Frésard Petit-Laurent, humana habitando el planeta tierra desde 1992. Soy Franco Chilena, tengo familia Francesa (del sur de Francia en la frontera con Suiza) pero nací en Chile. Mis dos papás son Ingenieros Civiles de la Chile, de mis tres hermanos dos ya son tituladas de Ingeniería Civil de la PUC y el más chico va por la misma senda. Mis tíos son Ingenieros o Abogados. Mi pololo es Ingeniero en tecnología por lo que soy la única familiar "artista" de la familia. Cosa que no me molesta, al contrario, me encanta.


Desde chica me gustaron las manualidades, jugar con tierra y entre otras cosas. Yo no lo recuerdo muy bien pero mi papá si, sobretodo cuando ve esta foto y dice que desde ese momento en que lo acompañé un Domingo a pintar en el jardín y estaba tan concentrada en pintar supo que en mi futuro me dedicaría a un oficio manual. Y bueno, le achuntó al 100%.



Siempre me gustaron las materias de manualidades, arte ,dibujo no mucho, solo me gusta dibujar flores y algunas flores, como las peonías, Me gustaba crear cosas, armar cosas, desarmar cosas, intervenir cosas, pintarlas, mancharlas, mancharme, mojarme, tocar, probar, sentir. Más sucia, mejor. Eso si, la ducha es imprescindible en mi vida, solo soporto estar sucia adentro del taller.


Estudié en la Alianza Francesa (1994-2009), cosa que fue clave en mi amor por la Cerámica al tomar la actividad extra programática de Ceramique todos los años que pude, era sensacional esa clase y lo sigue siendo. Recuerdo las exposiciones de fin de año eran lo máximo. Lo siguen siendo. Es un agrado ir a verlas, me traen muy buenos recuerdos y me reafirman el hacer del presente y las ganas de seguir en el futuro.


Es más, a principios de este año se abrió la extra programática de Ceramique en la sede de Chamisero de la Alianza Francesa conmigo como profesora, pero por motivos de la pandemia, las clases suspendidas, todo se esfumó hasta nuevo aviso y me quedé con todas las ganas de enseñar y ver las piezas geniales que hacen mis mini alumnos!





VIRTUDES Y HABILIDADES

Tengo muuucha paciencia, recuerdo que en secundaria para Artes plásticas en el colegio, hice un arból de bolitas de plumavit de diferentes tamaños unidas entre ellas, donde clavé a la bola una lentejuela > mostacilla > alfiler hasta cubrir la totalidad de la pelota y completar mi árbol.

Encontré esta foto para que se hagan una idea del trabajo que era.

Y no era un árbol, eran DOS, con varias pelotas cada uno. Siempre se me ocurren cosas súper complejas y complicadas pero las tomo como desafíos.


También me encanta explorar y experimentar cosas nuevas, ideas nuevas, tengo cuadernos llenos de ideas y dibujos que se me ocurren o sueño, trato de hacer prototipos, trato de ver la manera de fabricarlos de manera adecuada, me encantaría tener MUCHO tiempo para poder desarrollarlos todos. Me gusta hacer cosas que nadie hace, me gusta someter materiales, me gusta probar técnicas y me gusta explorar y modificar procesos para ver si afecta en los resultados. La mayoría de mi exploración siempre queda escondida, no me he dado el tiempo para escribir sobre ella o mostrar los resultados por despistada. Trataré de llevar un registro de las futuras experimentaciones para poder ir mostrándoselas poco a poco.


ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

En el 2010 me matriculé en Diseño Industrial en la UDP. Al principio quería Diseño Gráfico, pero en el primer año que es en común estaba súper perdida y gráfico no era lo mio, si no que el industrial por lo que me fui por esa senda de las máquinas y herramientas, cortes y heridas de guerra, mi crema hidratante era el aserrín y muuuuuchas ojeras gracias a las eternas horas de desvelo gracias a los hermosos trabajos que nos mandaban a hacer los profes y aun que siempre los maldecíamos con toda nuestra alma, al final sirvieron bastante para mi forma de ver, analizar y ejecutar las cosas hoy en día.


Mi ramo preferido de toda la carrera: Dibujo Técnico, pero sufría bastante sobre todo a altas horas de la madrugada donde figuraba terminando mi entrega y ya casi al final... cuando pensaba "vamos, voy a poder dormir unos minutos" se me corría el rápido graf y vuuuuuuuuuelta a empezar. Perfectamente podría haber podido entregar el trabajo con ese pequeño detalle, pero mi TOC me hacía pasar en limpio todo de nuevo. Y así muchas anécdotas más... largas noches en el pañol (taller de máquinas y herramientas en la universidad), hartas horas de lijado donde daba lo mismo todo, si el diseño o construcción estaba bien, o si el concepto planteado en el encargo cumplía o no, filo la lámina de presentación lo único importante era llegar a la textura "potito de guagua", para mi eso era el triunfo supremo y daba lo mismo la nota.

Muchas rabias también, mi computador era súper malo y tenía listas mis láminas de taller súper bien armadas y completas y detalladas y derrepente BOOM, "Illustrator se ha cerrado inesperadamente" y la vida se me caía a pedazos.

Y así miles de historias, algunas buenas, otras malas, unas muy chistosas y unas para llorar.


PAUSA CERÁMICA


Pasaron 12 años desde mi último de taller de cerámica en 5to básico hasta que volví a tocar la arcilla en el 2013, en un intercambio de Diseño Industrial en ENSAAMA (Paris - Francia), donde tomé tres electivos que me sirvieron de impulso para tomar la grandiosa decisión de dedicarme a la Cerámica y no al Diseño Industrial:


Technologie; donde aprendimos a analizar diferentes tipos de piezas (simples y complejas), observarlas, entenderlas y lograr desarrollar de mejor manera un molde para luego aplicar diferentes materiales para sacar copia (desde cerámica a plástico inyectado). Las pruebas eran rudas, el profesor dibujaba en la pizarra una (o más) pieza(s) "x" (lo más probable es que eran inventadas por el) y tenías "x" tiempo para entregar el dibujo en perspectiva de las diferentes partes del molde.


Expression Artistique; donde ocupábamos la greda y arcilla para dibujar (si, dibujar utilizando lulos de arcilla como pincel y pigmentos de colores para dar color) esto era SÚPER entretenido por que iban bailarines o modelos humanos y posaban en diferentes posiciones para nosotros "captarlos" en el papel.



Modelage; donde cada clase era un desafío. Nos daban una pintura en 2D y teníamos que "modelarla" en arcilla en 3D, esto me sirvió para entender las formas, profundidades, niveles, proporciones y muchas otras cosas más.

Era genial, había un basurero enorme donde tirabas al finalizar la clase tu trabajo y reciclaban esa pasta para la clase siguiente. Al principio me daba pena tirar en este contenedor el trabajo del día, pero uno tiene que saber dejar partir. (OK NO).


Encontré las siguientes fotos de alguno de los trabajos en modelado:





Yo lo pasaba bomba en París, de hecho congelé un semestre (en total me fui un año) y me cambié de país a estudiar inglés, precisamente a Brighton, donde aprendí cualquier cosa menos inglés (perdón mamá). Viajé mucho con amigos, con conocidos, con familiares y sola. Aprendí mucho, miré mucho, analicé mucho y superé muchos miedos, como por ejemplo, sentarme en una mesa a comer sola, en un país donde no conocía a nadie y no hablaba el idioma. Para algunos puede sonar "tonto" pero para mi fue un logro GIGANTE.

Pero Madre me dijo lo siguiente: "Mona, vuelve, termina la u y luego te vas donde quieras". Y como soy una hija SÚPER obediente, volví.

Volví a mi hermosa universidad en Santiaguito a terminar lo pausado, entre medio tomé un taller de Moldes en el Santiago Maker Space a cargo de Simón Gallardo, obviamente había que llevar un objeto para sacarle el molde y a mi se me ocurrió llevar la cabeza de mi perro Max modelada en arcilla con un hoyo para ponerle una planta y luego sacarle el molde.

¿El resultado? La pieza no era apta para sacar el molde debido a que no existía ningún tipo de simetría y eran moldes de dos partes por lo que y la pieza se quedó pegada, imposible desmoldar sin romper y bueno, en resumen un mal resultado, pero nada grave ni terrible, no todo funciona a la primera, la clave es no frustrarse y ver el lado positivo: aprendí a hacer moldes de yeso en cerámica que hoy en día pongo en práctica complementado con un curso que tomé por Internet. (Escribiré una entrada de Moldes de Cerámica más adelante).


El 2014 gracias al ramo "PORTAFOLIO" empezó lo que podríamos llamar EL ORIGEN DE FRESARD PETIT-LAURENT. Básicamente en ese ramo teníamos que crear nuestra marca y como mis apellidos son "raros" y "suenan bonito" y cito algunos comentarios de esa época "es como Polo Ralph Lauren" o "Yves Saint Laurent" decidí de una manera muy original ponerle a mi marca mis dos apellidos (sin permiso de mis hermanos por ocupar estos apellidos en común pero siempre con la invitación a agrandar el giro comercial de la empresa a sus áreas específicas en un futuro).

Uno de los encargos era diseñar según los conceptos de tu marca un regalo corporativo para tus clientes y fue ahí donde exploré las cualidades y posibilidades del "hormigón o cemento". Fabricando pequeños maceteros de diferentes formas y tamaños que adornaba con suculentas unificando mis dos líneas de marca que era lo simple y lo natural, o algo por el estilo, no me acuerdo muy bien. Esto agarró vuelo y comencé a hacer maceteros más grandes y de hartas formas, algunos con el cemento a la vista estilo "natural", con los bordes lijados y otros con bordes "rústicos" y otros pintados a mano con diferentes patrones y colores.


Agarré tanto vuelo que me contactó Cementos Bio Bio y Ready mix para hacerles maceteros para adornar las oficinas y también los regalos corporativos de los 60 años de la empresa con el logo bajo relieve, que quedó muy cool. Fue una genial experiencia por que fue mi primer "pedido grande" donde tuve que fabricar muchas unidades en poco tiempo y con un cliente "formal" (lo que me obligó y agradezco mucho, tener que formalizar mi empresa en todos sus ámbitos (Constitución de la empresa, SII, facturación, boletas, impuestos, etc...).


El 2015 me titulé de Diseñadora Industrial de manera bastante sufrida con mi proyecto NUTRIPALT. Este proyecto necesita una entrada de blog ENTERA después de tanto sufrimiento y anécdotas súper chistosas y tristes y terribles pero satisfactorias. En resumen, era utilizar el cuesco de palta (normalmente desechado) y transformarlos en un alimento debido a sus beneficios y propiedades. Me fue súper, me titulé con un 7 y felicitaciones. Es uno de los que yo considero grandes logros de mi vida.

Apenas me titulé, entré a trabajar Part-time a una empresa de aplicaciones de télefono (que de Part Time no tenía nada por que nos quedabamos hasta altas horas de la madrugada trabajando pero lo pasabamos chancho, teníamos el medio team y es una de las mejores experiencias laborales de mi vida, eso si, no he tenido muchas más aparte de ser anfitriona, mesera, estar detrás de un bar y pegas de diseñadora). Mientras trabajaba en esa empresa llamé a la Cristina Rabi, a.k.a mi gurú, para tomar clases de cerámica.

Recuerdo que en nuestra conversación yo le dije "quiero aprender a hacer torno" y ella me respondió "que primero tenía que enseñarme desde cero y luego analizar la posibilidad de que pudiese hacerlo" y que no tenía cupos, que le dejara mi número y ella me llamaba cuando se desocupara uno.

Creo que me llamo a las dos semanas? Que le quedaba un cupo para Martes AM y fui. Al Martes siguiente, me tocó un grupo muy cool, como anécdota, ese Martes cuando llegué habían preparado un desayuno muy rico y yo juraba de guata que era para darme la bienvenida.

Pero no, no era para darme la bienvenida, normalmente organizaban desayunos y justo me tocó mi primera clase en uno de ellos. Pero no importa porque me sentí súper acogida desde el primer momento. De hecho, hasta el día de hoy voy a visitarlas y comparto con ellas.


La Titina me enseñó todo desde cero, primera clase: amasar, por que es "la clave", y si pues, es la clave (hablaré de esto en otra entrada). Pasito a pasito fui aprendiendo hasta que ¡llegó el gran día que me dejó ocupar el torno!


¿Quieres saber cómo fue mi exploración en el torno y todo lo que aprendí en el taller?

¿Cómo y porqué decidí dedicarme a la cerámica?


Esos serán los temas de la próxima entrada.


Gracias por tu interés y tiempo por saber un poquito más de FRESARD PETIT-LAURENT

¡Hasta la próxima!

F R É S A R D  P E T I T - L A U R E N T

Diseño de productos y comercialización

76.634.474-7

contacto@fresardpetitlaurent.com